Ponderar meticulosamente el modo en el que se producirá un vagón puede hacer la diferencia entre una experiencia ruidosa e inestable y un viaje cómodo y placentero que transporte a pasajeros a sus destinos, procurando su felicidad y seguridad.

Los adhesivos y los selladores que se usan en el transporte público pueden permitir la mejoría de la acústica en estas formas de transporte, silenciando su interior. Estos proporcionan una construcción más estable para viajes más suaves. Además, permiten utilizar materiales más livianos en el proceso de fabricación, materiales más flexibles y con un buen desempeño bajo niveles elevados de estrés constante.

Para mejorar la acústica de los vagones no hay nada mejor que usar un agente de pegado en los pisos de madera, en lugar de fijarlos con tornillos, los cuales simplemente amplifican el desacoplamiento acústico entre el piso y el chasis y generan interiores más ruidosos. Los paneles de cristal pegados reducen el peso general del vagón y también mejoran la estabilidad total del sistema del ferrocarril, lo que contribuye a generar un viaje más suave.

Comuníquese hoy con un experto de H.B. Fuller acerca de sus necesidades de adhesivos de fabricación ferroviaria. 

 

Find your solution: